sábado, 7 de febrero de 2015

Don´t lecture me.

No me dictes conferencias.

¿Por qué tantos profesores y estudiantes están tan convencidos de que es posible aprender observando y escuchando una conferencia acerca del tema que se desea aprender?

A pesar de todas las evidencias en contra, muchos profesores siguen tratando de que los alumnos aprendan observando cómo se resuelve un problema o explicando un concepto particularmente complejo. Y los estudiantes se van del aula convencidos de que aprendieron.

Un interesante artículo que se encuentra en el siguiente enlace trata de responder a esta pregunta. El artículo completo se encuentra aquí y un párrafo particularmente relevante dice:

"That’s the problem with good explanations: they’re incredibly seductive, convincing you that you understand things that you don’t understand at all. That’s the logic underlying the active learning methods– making students explain things to each other in class discussions leads to a deeper understanding than just listening to a professor explain the right answer. And that’s why going over problems at the blackboard is so attractive to students– they leave the room thinking they understand how to do the problem– without actually being any help at all."

"Ese es el problema con las buenas explicaciones, resultan muy seductoras y te convencen de que entiendes cosas acerca de las cuáles, en realidad, no entiendes nada..."

Si se desea consultar evidencia estadística acerca de la gran ineficiencia de las conferencias como método de enseñanza-aprendizaje podemos leer un buen artículo en el siguiente enlace:

http://www.chalkbored.com/students-problems-with-classroom-lectures.htm

Lo más sorprendente del uso y abuso de la cátedra como modelo de trabajo es que desde 1970 se realizaron las primeras investigaciones acerca de las razones por las que los alumnos no aprendían cuando el profesor explicaba problemas en el pizarrón. Por ejemplo:

http://americanradioworks.publicradio.org/features/tomorrows-college/lectures/problem-with-lecturing.html

Esperamos que la lectura de estos artículos convenza a los profesores que aún insisten en dictar conferencias durante la clase de que es necesario cambiar estos ineficientes modelos por otros en los que el alumno sea quien resuelve problemas y se involucra activamente en su aprendizaje.

Esperamos que esta información resulte útil.

Saludos.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada